viernes, junio 22, 2012

[Reseña]Hokuto no Ken


En esta oportunidad, dedicaré mi tiempo a hablar de un Shonen, pero da la particularidad que este no es un Shonen del montón, es EL SHONEN por antonomasia. El Shonen que dio pie a muchos de los clásicos posteriores (Dragon Ball, Saint Seiya, Naruto, BLEACH, etc..) usando muchos de los conceptos de los que esta serie es pionerísima cuando menos. Con ustedes, de parte de Buronson y Tetsuo Hara: Hokuto no Ken o como la conocemos en español: El puño de la estrella del norte.





Kanji: 北斗の拳
Otros nombres: el Puño de la Estrella del Norte / Ken il guerriero (en Italia)/ Ken le Survivant (en Francia)
Género: Shonen, Post apocalítica, Acción, Artes Marciales
Publicación: Shonen Jump (de 1983 a 1988)
Tomos: 27
Autores: Buronson (historia) , Tetsuo Hara (dibujo)



Tranquilamente podría clasificar a HnK como un Shonen, pero ¿realmente es un shonen? ya que esta obra que se publicara en las páginas de la revista semanal de Shueisha, la Shonen Jump y que goza de muy buena salud, podría ser catalogado como un Seinen (la versión adulta del Shonen) ya que con su ALTO, MUY ALTO contenido violento, y toda esta violencia gratuita está sustentada en base a un argumento constante y sólido en el que vemos a personajes para nada planos; cada uno de ellos con sus propias motivaciones, alegrías, sus penas y por supuesto, con sus metas en la vida a realizar aunque tengan que perder y sacrificar mucho para conseguirlo. Para ser honesto, los géneros en el manga siempre, van a estar muy cuestionados ya que muchas veces malinterpretamos las tendencias que el mismo nos ofrece, es más, sin ir muy lejos, Death Note (que por el tono tan siniestro de su historia puede ser calificado como Seinen), es uno de esos muchos ejemplos que podemos encontrar casualmente con esa base y esa lógica. No obstante digan lo que digan, la serie es un Shonen y creo que eso no hay que discutirlo mucho.

Sólo basta con ver como es que los tiempos han cambiado en materia de gustos. A día de hoy, encontrar un manga de este estilo en la Jump es prácticamente una odisea ya que en la actualidad, como decimos en 4chan, el tristemente famoso y popularizado por K-On!, moeshit, abunda por montones y en las revistas shonen actualmente encontramos a muchos personajes con complejo y contextura afeminados que no tienen pie o cabeza ni una sustentación que realmente valga la pena valorar. Prueba de ello es que hoy en dia, algunos mangas de Buronson, autor de la obra junto con Tetsuo Hara a los lápices, se publican en revistas de un público más adulto. Y no solo Hokuto no Ken, también otros mangas de la época como Kinnikuman, son mangas que hoy en dia han tenido precuelas o historias relacionadas con la original que en los tiempos que corren no han tenido cabida en la Jump. Los tiempos cambian, antiguamente era más facil clasificar a los mangas, siendo el shonen (para chicos) y el shojo (para chicas) las principales vertientes, dejando unos pocos mangas para adultos (como por ejemplo las obras de Osamu Tezuka o el Gekiga de Yoshihiro Tatsumi). Y no solo los tiempos cambian, los lectores también... Y es que según una encuesta reciente, actualmente la mayoría de los lectores de la Shonen Jump son chicas. ¿Quién lo diría hace ya 30 y pico de años? Y siendo realistas, un manga como Hokuto no Ken, fácilmente desentonaría con los tiempos de hoy y más con lo que en el semanario de la Jump se ve actualmente. Y sí, este manga se publicó en la mencionada revista a mediados de los 80's (entre 1983 a 1988), compartiendo lugar con otros clásicos de la revista como lo fueron Dragon Ball, Saint Seiya y Capitán Tsubasa (los Supercampeones como la conocemos por aquí) gozando de una muy buena salud ya que consta de 27 tomos en total, es uno de los mangas más vendidos de la revista (el séptimo) y a su vez, gracias a su ENORME popularidad, tuvo el gozo de tener una grandiosa adaptación (hecha por Toei) al anime en dos series (una de 109 episodios y la otra de 43 que no cubre todo el manga valga señalar), multitudes de películas, OVAs y por supuesto, muchos videojuegos y merchandising de los que obviamente hablaré en esta reseña.


La frase más molona del manga y que se aplicaría muy bien a los tiempos de hoy si eres un hater.

El argumento

La historia de HnK puede parecer simplista pero es lo suficientemente enganchante para hacer que nos enamoremos del manga lo queramos o no.

Y decimos...

En algún momento de los años 90 (recuerden que la historia se hizo a mediados de los 80's), el mundo sucumbió a la Tercera Guerra Mundial. Como suena y reza, el hombre destruyó su propio mundo al atacarse mútuamente mediante armamento nuclear. Los oceanos del mundo se secaron completamente a causa de este holocausto y por supuesto, todas las formas de vida animal del planeta se han extinto y el alguna vez planeta azul y verde, se ha convertido en un gigantesco desierto en el que abundan las ciudades hundidas en la arena y los pocos mares y lagos que quedan, están contaminados por la radiación.

Como resultado de su propia decidia, la humanidad ha sido severamente castigada. Los supervivientes de este desértico y caótico mundo se dividieron en dos. Por una parte están los humanos supervivientes débiles que deben encontrar de entre todo este desastre el agua y los alimentos que no hayan quedado contaminados por la radiación y viven en pequeños poblados construidos sobre las otrora, grandes ciudades del planeta. Y por otra parte están los fuertes que lógicamente han comenzado a aprovecharse de la situación para someter a los débiles: Bandas de criminales y salvajes han ido atacando a las inocentes aldeas, masacrando indiscriminadamente a hombres, mujeres, ancianos y niños sin misericordia robando en el proceso el agua y la comida no contaminadas para su propio beneficio o bien, imponiendo sus propias leyes adueñándose de determinadas cantidades de territorios, cual dictadura es. Y es que la cosa es así: la inteligencia se ha suprimido completamente y en este mundo caótico, el que es débil, muere y el fuerte sobrevive. En medio de estos crueles abusos e injusticias, una pequeña minoría de hombres expertos en artes marciales y mucho más fuertes que la escoria mencionada anteriormente, aparecen con la intención de ayudar a los débiles e indefensos sobrevivientes.






Y aquí es donde entra en escena nuestro gran protagonista, Kenshiro. Un experto en una de las artes marciales más poderosas y temibles de la historia: el Hokuto Shinken ("Puño sagrado de la Estrella del Norte") el cual debido a su gran poder, es tan temido y respetado que la tradición dicta que solamente puede haber un sucesor por generación entre padre e hijo de este poderoso arte marcial con más de dos mil años de historia siendo el último sucesor de dicho arte, Ryûken.





Al no tener hijos propios, Ryûken adoptó a cuatro niños los cuales demostraron tener el talento necesario para ser uno de ellos el heredero de este arte marcial. Sólamente Kenshiro y Toki demostraron tener el derecho a la sucesión ya que ambos además de su gran talento, eran nobles de corazón. Las únicas excepciones a la regla son Raoh el cual era un hombre entregado a la violencia y además era ambicioso y orgulloso. Jagi era sin duda el peor de los cuatro ya que era vil, cruel, despiadado y cobarde. Finalmente, el anciano Ryûken termina eligiendo a Toki como su sucesor ya que de los cuatro era mucho más habilidoso y era muy puro de corazón. Desgraciadamente cuando estalló el holocausto nuclear, Toki sacrificó su salud e integridad física al proteger a Yuria (la amante de Kenshiro) y al propio Kenshiro de la radiación al sellar desde afuera las puertas de un refugio nuclear quedando expuesto a recibir toda la descarga de la radioactividad. Por este motivo, Kenshiro termina siendo el escogido para heredar la tradición milenaria del Hokuto Shinken. Algún tiempo después, un frustrado Raoh, celoso por el hecho de que Ryûken escogiera a Kenshiro como su sucesor y no a él, encara a su maestro y ambos terminan enfrentándose. En el enfrentamiento, Ryûken muere asesinado a manos de Raoh, haciendo de este modo que Raoh sea considerado un enemigo a muerte por parte de Kenshiro y Toki ya que él rompió una de las leyes más sagradas del Hokuto Shinken que hasta entonces había permanecido inquebrantable...



Con el mundo destruido por el holocausto, Ken en compañía de su amada Yuria comenzaron a viajar sin rumbo fijo en medio de desérticos parajes y ciudades completamente destruidas; es en una de estas paradas donde Ken se reencuentra con su mejor amigo, Shin el cual ha heredado el arte marcial del Nanto Seiken (puño sagrado de la cruz del sur) el cual puede ser transmitido a cualquiera a diferencia del Hokuto Shinken. Para sorpresa de Kenshiro, Shin arremete contra él. No solamente rapta a Yuria y se la lleva con él argumentando que estaría mucho mejor a su lado ya que a diferencia de Ken, Shin se ha convertido en un despiadado dictador y ahora era un hombre poderoso, sino que además le deja en su cuerpo una de sus señas más particulares: siete cicatrices en el pecho las cuales simbolizan la estrella del norte.

Pero Kenshiro logra recuperarse, y es ahí cuando comienza la historia, con el principal heredero del Hokuto Shinken en busca de su amada Yuria, avanzando por un mundo loco inmerso en la locura, defendiendo a los débiles de los fuertes que abusan de su poder para imponerse sobre ellos, y dando al mundo algo de lo que carece: justicia.

Personajes


Kenshiro (ケンシロウ): Es nuestro gran protagonista. Es el más joven de los cuatro niños que Ryûken adoptó. Debido a ciertos eventos, Ken es escogido para ser el 64º sucesor del Hokuto Shinken. Su personalidad puede parecer frívola y desinteresada pero debajo de ese manto, se esconde un ser humano con una calidez y un corazón muy nobles que no duda en acudir en ayuda a los demás. Su manera tan especial de ser, hace que reaccione con violencia y se sienta identificado cuando ve alguna clase de injusticia en el mundo que le rodea. Debido a sus cicatrices las cuales representan a la osa mayor, es apodado, el hombre de las siete cicatrices (七つの傷の男 , Nanatsu no Kizu no Otoko), también es conocido como el Salvador de finales de siglo (世紀末救世主, Seikimatsu Kyūseishu). Normalmente al luchar, lo hace con sus puños y patadas pero algunas veces usa un Nunchaku o dos y también se le ve usar dos bastones.
Seiyuus: Akira Kamiya (serie de TV y película de 1986), Hiroshi Abe (Shin Kyūseishu Densetsu), Takehito Koyasu (Shin HnK), Katsuyuki Konishi (Hokuto Musô)


Lynn (リン Rin): Esta niña es uno de los dos infantes a quienes Ken salva al comienzo de la historia. Debido a un traumático suceso de su infancia (vió morir a su familia a manos de bandidos), Lynn perdió la facultad de hablar. Sin embargo cuando conoce a Ken, gracias a él, Lynn recupera su voz justo en el momento en el que Zeed, un bandido que llegó al pueblo donde Ken también conoce a Bat, se disponía a matarla. Desde muy niña, Lynn se 
sintió atraída por Ken y desde ese entonces junto con Bat, lo siguen a todas partes. En la segunda parte de la historia, la pequeña Lynn ahora hecha ya una mujer toma un papel mucho más relevante en la trama.
Seiyuus: Tomiko Suzuki (niña -serie de TV-), Mîna Tominaga (Adulta -Hokuto no Ken 2-), Maaya Sakamoto (Shin Kyūseishu Densetsu), Kanae Itô (Hokuto Musô)


Bat (バット, Batto)Bat es un niño huérfano que además de ser un habilidoso mecánico, es un ladronzuelo que buscaba al comienzo de la historia, la vía fácil para sobrevivir. Cuando es sorprendido robando en la aldea en la que Lynn vive, va a parar a los calabozos donde allí conoce a Ken. Luego de ciertos acontecimientos, Bat decide acompañar a Lynn (quien se motiva a seguir a Ken) y una vez allí es testigo de muchos de los eventos que narran la historia.
Seiyuus: Mie Suzuki (niño) y Keiichi Nanba (Adulto) en la serie de TV y la película de 1986, Daisuke Namikawa (Shin Kyūseishu Densetsu), Ayumi Tsumematsu (juego de lucha de Sega), Umeka Shōji (Hokuto Musô).


 
Shin (シン): Es el mejor amigo y rival de Ken, hasta el momento cuando Shin le propina a Ken una puñalada trapera ya que debido a lo alocado que el mundo ha quedado tras la guerra nuclear, Shin se dejó llevar por la situación y se ha convertido en un siniestro dictador el cual no solamente se llevó a Yuria con él a su ciudad la cual ha llamado Cruz del Sur, sino que además fue quien le dejó esa marca tan particular en el pecho a Kenshiro. Sin embargo sus esfuerzos no rinden frutos puesto que Yuria sólo tiene ojos para Ken a pesar de todos los lujos y comodidades que Shin le llega a ofrecer.

Rei (レイ): Sus padres murieron asesinados el día en el que su hermana se iba a casar, siendo el prometido de ésta asesinado y posteriormente ella sería secuestrada para ser luego vendida como esclava, por lo que jura vengarse del asesino y secuestrador el cual tiene como seña particular siete cicatrices en el pecho que representan a la Osa Mayor. Cuando conoce a Ken, le pregunta seriamente sobre esta seña en particular pero luego de ciertos eventos, se descubre que el secuestrador es Jagi, el hermano de Kenshiro.




Jagi (ジャギ) : Jagi es el más mesquino de los cuatro hermanos del Hokuto. A diferencia de los valores intachables que Toki y Kenshiro muestran, enseñan y predican, Toki es un ser claramente calificado como escoria indigna de usar esa técnica tan pura. Usa el Hokuto Shinken para beneficio propio. No duda en manipular a cualquiera que se le cruce en el camino y es sumamente despiadado. Cuando a Ken se le escogió para ser el sucesor del Hokuto Shinken, Jagi trató de matarlo. El resultado fue que Ken le propinó una paliza tal que le desfiguró la cara y  buena parte de su cabeza. Furioso, Jagi decidió vengarse. Se hizo así mismo las mismas cicatrices que tiene Kenshiro en su pecho y comenzó a usurpar su identidad haciendo todo lo contrario a Ken: el mal. Llevando consigo una máscara y armado con una escopeta, Jagi comenzó a destruir ciudad tras ciudad.
Siempre sin olvidar al causante de que su rostro esté desfigurado, Kenshiro, persona de la que desea vengarse manipulando a los de su alrededor... Jagi es el asesino de los padres de Rei, y se hace pasar por Kenshiro cometiendo fechorías para difamarlo.

 Toki (トキ) : Toki es el segundo mayor de los cuatro niños que Ryûken adoptó. Originalmente era el elegido para suceder a Ryûken en el Hokuto Shinken, pero el holocausto nuclear arruinó todo ya que al exponerse a la radiación por proteger a Kenshiro y a Yuria por cerrar un refugio nuclear desde el exterior, Toki contrajo una enfermedad que sin duda es su sentencia de muerte y como prueba, su pelo, antiguamente oscuro, se tornó completamente blanco. En una era tan caótica como en la que la historia se desarrolla, Toki transmite una calma y una paz que se necesita con urgencia. Toki tampoco es egoista. Prueba de ello es que el Hokuto Shinken que él aprendió, lo utiliza con fines menos violentos como la medicina con lo cual ayuda a los débiles a pesar de que su vida se acorte cada vez más.



Raoh (ラオウ) : El mayor de los cuatro hijos adoptivos de Ryûken. Raoh es un ser orgulloso, violento y sumamente ambicioso, es el responsable de la muerte de Ryûken a quien mató movido por la ira al saber que Kenshiro fue escogido como el sucesor del Hokuto Shinken en lugar de él. Su furia desmezurada es su principal cualidad a la hora del combate. Su mayor ambición es ser el más grande dictador de todos los tiempos y el mundo que nos ocupa HnK es más que adecuado para llevar a cabo su ambición. Tiene bajo su mando a un gran ejército con el cual espera cumplir sus ambiciosos objetivos y al que comanda con puño de hierro y según él, espera hacer lo correcto para que el mundo vaya por un "mejor camino".




Ken demostrando sus "valores intachables" a un matonazo wanna be de turno

Hokuto no Ken es la precursora y la pionera del Shonen moderno o mejor dicho, de aquellos shonen que sean principalmente de lucha. Series posteriores no heredaron la estética que HnK ofrecía con hombres hechos y derechos. Tipos duros con personalidad que seguían su historia con un humor escaso o completamente nulo (bueno, si contasemos los momentos de humor negro en los que Ken le da su merecido a los maleantes, posiblemente me esté desviando); lo que heredaron eso sí y no es negable es algunos elementos como por ejemplo representar la energía interior de los guerreros (llamenla Reiatsu, Ki, Chakra, Cosmo o como quieran, lo cierto es que aquí está su origen)  y luego canalizarla en forma de un super mega cool ataque o bien un rayo de energía contra un rival.. Es quizás por esta razón que no considero a HnK como precursora del Shonen como tal, sino la serie que sentó muchas de las bases del shonen de lucha como lo conocemos en estos tiempos. Aunque algunos como yo consideremos a este manga como el primero y hasta me atrevo a decir, el pionero de lo que es las series de artes marciales y lucha, hay otros mangas como Tiger Mask que ya antes habían salido y que al contrario de HnK eran de un corte más infantil y menos serio y no tan influyentes. De todas formas, sea un shonen tópico o no, creo que lo más importante es disfrutar con el manga, divertirse con la historia... Y Hokuto no Ken lo consigue, de sobras.
Dos hombres, dos ideales y un futuro está en juego

Al contrario de otros mangas con los que la serie compartía lugar en ese entonces como lo eran Dragon Ball y Saint Seiya, el grado de violencia de HnK era alto, MUY ALTO. Ver cabezas estallar por los golpes que Ken conectaba, visceras, brazos y piernas salir volando por los aires y grandes charcos de sangre.. ¡y encima con un nivel de detalle tan perfectamente detallado! Pero toda esta violencia aparentemente sin sentido, tenía una razón de ser y es que es como Buronson (escritor del manga) lo dijo en su momento: son hombres que están sin ningún fondo sentimental, lo cual les identificaba más a la hora de derrotar a sus enemigos, o en los métodos que empleaban contra estos. Y es que si por algo destaca y se diferencia Hokuto no Ken de otros mangas de peleas es por la lucha del "bien contra el mal", la cual aquí es retratada de tal forma que, con unos personajes tan profundos y complejos, nos hace replantearnos quién es verdaderamente bueno y quién es en realidad malvado...

Porque muchos de estos personajes villanos no eran malos porque sí. Muchos de estos villanos tenían sus propios ideales, sus metas a lograr en la vida, aunque con sus métodos tan déspotas y ruines (me basta con ver como Souther esclavizaba a niños para obligarlos a construir su mausoleo para, que su maestro a quien asesinara accidentalmente tuviera un lugar donde descansar en paz) sean muy detestables, al final acabas por admirarlos luego de ver la entrega y el sacrificio con el que intentan cumplir con sus fines. A final de cuentas una razón que si el lector comprendía y compartía, podía incluso hacer que se pusiese de parte del "malo". Pero Hokuto no Ken no se queda ahi, llega a ser tan tremendamente buena que lleva la batalla hasta introducirla en un entorno familiar. Y esto es retratado claramente en la rivalidad y a la vez profundo respeto que sienten los hermanos del Hokuto Shinken entre sí (Jagi es la excepción que rompe la regla), aparte de otras situaciones inmersas en este tipo de drama en el que pupilos debían matar a su maestro para heredar la técnica de combate de su escuela de artes marciales, amigos que debían sacrificar algo o peor aún, a alguien importante para ellos... Todo con un solo objetivo en mente: hacer del mundo un lugar mejor. Aunque ojo, a pesar de todo esto, también había personajes que eran malos porque si... Los malos "de relleno" o malos "del montón", la mayoría de ellos, punketos mohicanos de un tamaño y musculatura descomunal fruto de la radiación a los que Ken repartía puños y patadas eran el más claro ejemplo de todos.

Este es uno de esos momentos que quisieras ver retratado en el shonen de hoy. Una pena que K-on! la haya cagado con su moeshit.

Pero, ¿de dónde viene mi fascinación por este manga y cómo es que me enganché a el? recuerdo que hace poco menos de dos meses me vi enteros los tres OVAs de Shin Hokuto no Ken (de la que hablaré en esta entrada más adelante) y en ese entonces no tenía mucha idea del asunto. Pero llegó entonces una ocasión en la que, gracias a esta discución que tuvimos en el foro de Frozen Layer, me decidí a ver la versión subtitulada al español por Anime Seiden la cual consta de 109 episodios y que se emitió del 4 de Octubre de 1984 al 5 de Marzo de 1987 y que abarcaba la primera gran parte del manga dividida en cuatro sub sagas. Posteriormente sale para televisión una secuela titulada Hokuto no Ken 2 (北斗の拳2) al cual consta de 43 episodios, que se emitió entre el 13 de Marzo de 1987 al 5 de Marzo de 1988, abarcando en esta parte la segunda parte del manga (aunque no completamente ya que sólo se animó hasta el arco de Shura) siendo ambas series emitidas en FUJI TV y aimadas por Toei Animation. La serie para su tiempo estaba muy bien cuidada, con un dibujo muchas veces adecuado aunque carente de los detalles que Tetsuo Hara le pone a los personajes y que como adaptación cumple bastante bien ya que retrata muy fielmente la forma de ser de casi todos los personajes que salen en la obra aunque en su mayoría sus roles son cambiados (como en toda adaptación que se respete) y que ademas cuenta con una muy buena banda sonora, su único aspecto negativo es la censura que tiene el anime ya que muchas veces el contenido violento era severamente cortado (en las escenas en las que los cuerpos de las personas explotan o eran descuartizados, la sangre no es roja, ES BLANCA O_O).

Ahora bien, con el éxito del manga y la serie de anime, Toei decidió crear una película de animación por allá por 1986 (un año antes de animar Hokuto no Ken 2) la cual cuenta con todo el staff involucrado en la serie de TV de 109 episodios y que además cuenta con una animación a la mar de impresionante. La película cuenta en resumen una historia comprimida y medio cambiada que narra ciertos sucesos de importancia en los primeros 14 tomos del manga. Cuando se editó la película en España, la misma mostraba en la portada del VHS el título por el cual la conocemos en occidente (sí, se llegó a doblar pero nunca tuve la ocasión de verla doblada en su versión latina) : El puño de la Estrella del Norte. Traducción directa del título con el que la bautizaron en EEUU. "The Fist of The North Star". La película la llegue a ver doblada en el Español de España y cayó a mis manos junto a otras películas de aquél entonces como lo fueron Akira y Urotsukidôji, por supuesto, grabadas en este formato (vaya películas para un niño de la edad que tenía yo por aquellos tiempos).

La película como tal en su momento (cuando apenas conocía el anime), me impresionó. Ver con todo detalle las escenas del holocausto nuclear (por ejemplo ver como los cuerpos se quemaban literalmente entre las llamas de las bombas atómicas) y como quedó el mundo tras ese holocausto (con todo detalle incluyendo ver a buques incustrados en los edificios y toda la cosa) en resumen, un mundo totalmente devastado. Un mundo patas arriba, en donde los protagonistas, tanto buenos como villanos, pretenden hacer de ese mundo un lugar mejor para vivir. Aunque cada uno tiene su manera; mientras nuestro protagonista, Kenshiro, solo quiere llevar una vida tranquila con su amada, otros como Shin o Raoh pretenden gobernar de forma dictatorial subyugando a la población empleando sin dudar su fuerza bruta si es necesario (o si no lo es). Pero sin duda un momento que recordaré bastante, es esta escena del final cuando Kenshiro se va a encarar con Raoh después de éste luchar contra Rei y derrotarlo y sería un crimen si no les dejo la escena para compartirla con todos ustedes:


Después de esto, decidí comenzar a leer el manga el cual, personalmente encontré mucho más entretenido que el anime y la película en sí la cual se queda muy corta al resumir 109 episodios de la serie en una película de 90 minutos y a comparación, el anime sale ganando en esta parte. Personajes que salian en el film, personajes nuevos que no salian y que me llegaron a gustar tanto como el gran Kenshiro y el todopoderoso Raoh... Todo en Hokuto no Ken formaba un universo, un universo post-apocalíptico. Desgraciadamente, el manga, que como curiosidad fue de los primeros en publicarse en formato tomo con sentido de lectura occidental en España junto a otras obras como Dragon Ball y Bastard!!, fue cancelado en el tomo 14, cosa que la verdad no me importó mucho cuando llegué a leerlo por ese medio oficial, a pesar de que años después comprobara que el dibujo mejoraba sustancialmente, porque la primera parte de Hokuto no Ken es la buena, la mítica... La segunda parte es tan sólo un aperitivo en comparación... Pero más desgraciadamente aún es que nunca nos llegó el anime (la serie de TV por lo menos), el cual había calado hondo en otros paises como Francia (Ken le survivant) o Italia (Ken il guerreiro). Gracias al cielo, a día de hoy muchas personas pueden disfrutar de esta magnífica adaptación ya que algunos fansubs la andan subtitulando o subearon completa, sea en inglés (Hokuto no Gun que de paso traduce el manga) o en español  (Anime Seiden en este caso). Aún así con todo y la censura, el trabajo de animación y la música fueron excelentes para la época, dandole un éxito más que merecido. Con esos openings épicos y con unas canciones para el recuerdo como "Ai Wo Torimodose"  o  su segundo opening "Silent Survivor", el capítulo era pura adrenalina desde el principio hasta el final, cuando terminaba con endings más tranquilos y en donde la nostalgia sería la mejor palabra para definirlos, como "Yuria eien ni" o "Dry Your Tears".

En esta reseña por supuesto hablaré de las películas que la obra tuvo pero muy especialmente, hablaré de la película en live action estadounidense que salió en el año 1995 aunque, más que un live action gringo, yo lo catalogaría más como un live action hecho entre japoneses y norteamericanos. Estrenada directamente para video y con la dirección de Tony Randel (director apenas conocido) y con Gary Daniels, un actor de películas clase-B metiéndose en la piel del gran Kenshiro (por cierto, éste actor encarnó a Bryan Fury en ese desastre de live action conocido como Tekken). La película adapta de un modo bastante mediocre el primer gran arco del manga que la película animada de 1986 adaptó de forma genial. Cuando la llegué a ver, lo he de admitir, la película es MALA, bastante mala. Me aburrí a los cinco minutos de verla. También hay un liveaction hecho por Coreanos aunque de esto no hablaré ya que nunca llegué a mirarla.

Por estas y más razones, el éxito de HnK está más que comprobado pero sin duda la cuota alta que hace que esta obra triunfe tanto, son sus juegos, muchos juegos de los cuales no hablaré porque la lista es demasiado extensa. Muchísimos videojuegos han salido sobre esta serie, de todos los géneros de hecho... Desde los tiempos de Master System a finales de los 80...
Hasta a dia de hoy con el más reciente juego de Hokuto no Ken de Koei a lo Dinasty Warriors para Xbox 360 y PS3 (el cual adquiriré como hombre que soy).
Podría hablar largo y tendido sobre cada uno de los juegos de Ken y Cía, pero si he de destacar un juego de Hokuto no Ken, curioso, y a la par de divertidísimo (aunque más curioso que nada he de admitirlo...) Es el arcade de Konami, llamado Hokuto no Ken Punch Mania. Este arcade consistía en un mueble de arcade que incorporaba seis almohadillas, a las que había que atizar cuando se extendían hacia fuera, para así vencer al rival que aparecía en pantalla, fuese Shin, Raoh, etc... Si uno cometía el error de no darle a la almohadilla que se extendía hacia fuera, era como si recibiese un golpe. Desgraciadamente, a pesar de que esta máquina fuese divertídisima y pura adernalina (y que desafortunadamente nunca pude conocer como quería), atraía a todo tipo de público, tanto a pendejines que rondaban los arcades como a los típicos frikis. Más tarde, los arcades cerraron tras estar muchos años abiertos y no se volvió a saber nada más de la máquina... Espero que si algún dia llegué a viajar a Japón, me encuentre este arcade, porque se ve bastante adictivo.
"La máquina en cuestión..."


"Y lo que se nos mostraba en pantalla."

Hace casi 9 años, concretamente en el año 2003 y con motivo del 20 aniversario del manga, salió una serie de 3 OVAs, tituladas Shin Hokuto no Ken, que aunque pasaran desapercibidas y sin hacer mucho ruido, triunfaron lo suficiente (siendo licenciadas en España por Jonu Media de hecho). Aparte, estos tres episodios venían a ser una adaptación de una novela escrita en 1996 por Buronson y Tetsuo Hara, la cual narraba acontecimientos posteriores al final del manga. Como nota adicional, decir que el opening en estas OVAs estaba cantado por el famoso cantante japonés Gackt:



Pero lo mejor llegó en el año 2006 y desde ese año hasta el 2008, con motivo del 25 aniversario del manga, se hizo una serie de tres películas y dos OADs vendidas en medio de las tres películas que además de contar con una animación a la mar de excelente, también contaban con el beneficio de tener una estética que respeta por mucho lo que Tetsuo Hara hizo en su momento.

Las tres películas en cuestión tituladas Raoh-Den (Marzo del 2006), Yuria-Den (OVA salida en Febrero del 2007, casi un año después del estreno de la película), Raoh-Den Gekitô no Shô (estrenada en Abril del 2007),  Toki-Den (OVA salida el año 2008) y finalmente Hokuto no Ken 0, Kenshiro-Den (Octubre del 2008).

Estas películas, que como había dicho, conmemoraron el 25 aniversario del manga, venían a ser un remake tanto estética como argumentalmente de la historia original, presentándonos nuevos personajes (algunos como Reina, diseñada por el mismísimo Tsukasa Hojo, autor de City Hunter) y mostrándonos no precisamente en orden cronológico hechos o sucesos de los personajes del universo Hokuto no Ken, tan famosos en Japón. Sobra decir que estas películas fueron un éxito... Y es que no solo fueron estas películas las que celebraron el 25 aniversario de Hokuto no Ken, no...

Aparte de las películas y las OVAs, se realizó una serie animada titulada "Ten no Haoh - Hokuto no Ken Raoh Gaiden", con Raoh como protagonista que es la adaptación de otro manga Spin Off del mismo nombre que cuenta su camibno hacia la dominación, así como un evento en el que se celebraba la boda (ficticia claro está) entre Kenshiro y su amada Yuria en el Tokyo`s Nippon Seinenkan Grand Hall. Boda que no se celebró sin antes repartir unas 777 invitaciones gratis... Pero este no era el primer evento que conmemoraba algo relacionado con un personaje ficticio de Hokuto no Ken, en Abril del 2007, alrededor de unas 3000 personas acudieron al funeral de un personaje muy famoso de Hokuto no Ken, personaje que prefiero mantener en el anonimato para que todos aquellos que lean o vean Hokuto no Ken disfruten más de dicho momento...

También por ese entonces, Tetsuo Hara y Buronson trabajaron en otro manga del universo HnK el cual se tituló Sôten no Ken el cual se publicó en Comic Bunch y tuvo una duración de 22 tomos. El manga es una precuela de la serie el cual está ambientado en el año 1935 durante la segunda guerra Sino-Japonesa y el protagonista principal es Kasumi Kenshiro, el tío del gran Ken-chan. El éxito del manga permitió la salida de una serie de anime de 26 episodios (técnicamente se emitieron solamente 22 episodios pero los últimos 4 salieron para DVD) que cubre los primeros 8 tomos de la obra. Y en fin, eso sería de momento todo lo relacionado a HnK. No solo me gusta por sus personajes, su estética y su ambientación, ni porque en ningún momento me aburre o se me hace pesada, lo que más me gusta y disfruto de Hokuto no Ken, aparte de lo que ha influido en mi, es lo que me transmite... Algo que pocos manganimes o incluso películas han hecho de la misma forma y es que como lo pone Ken...


Si no te gusta la obra, entonces..ya estás muerto.

1 comentario:

  1. Excelente reseña Moon.

    Hace unos días termine de leer el manga. La primera parte es jodidamente buena, tanto en dibujo, historia y personajes.

    Ken, Raoh y Toki son el modelo a seguir de una rivalidad en un shonen algo así como lo son Amuro y Char en el mecha o Reinhard y Yang en el seinen, lastima que ahora todo lo encaminan hacia el yaoi en ver de mostrar una rivalidad hecha y derecha sin fanservices para fujoshis.

    Sobre el arco de Ashura es hasta cierto punto bueno con una Lynn ya crecida*¬* personajes como Falco(un personaje bastante complejo en mi opinión) y Eien el mercenario y amoroso padre, los lideres del pais de Ashura solo era un intento de copiar a Toki y Raoh, de hecho estoy completamente seguro que Kishimoto se inspiro en esta saga para crear la historia del clan Hyuuga. En lo personal para mi el manga termina con Raoh y lo demás nunca sucedió, posee demasiados huecos argumentales y plottwist que mas de una vez me dejaron con cara de WTF!!

    Por ultimo que tan difícil es hacer adultos creíbles en un manga shonen hoy en día...vamos no necesitan ser dependientes del adolescente en turno para que los salven(cofcofBleachNarutocofcof) y pelean hasta morir y realmente morir nada de que se salvan milagrosamente o los reviven en el siguiente arco.

    En fin un excelente manga obligado para cualquiera que se digne a decirse conocedor del manga.

    ResponderEliminar

Mensaje fuera de lugar o insultos,mensaje que voy cepillandome.
Todos los comentarios están sujetos a moderación.