domingo, marzo 11, 2012

A un año del terremoto en Japón...el espíritu samurai está más vivo que nunca.


Hoy 11 de Marzo, el mundo recordaba con horror una de las peores tragedias naturales de la historia en un país acostumbrado a este tipo de desastres naturales: el terremoto de 8.9 en la escala de Richter que devastó buena parte del sur de Japón y que provocó olas que se transformaron en Tsunamis de más de 10 metros de altura que se llevaron miles de vidas indefensas.



El terror no acababa aquí, la planta central de energía nuclear de Fukushima, una planta hasta hace poco desconocida, elevaba aun más la magnitud de la tragedia al reportarse que sus reactores se encontraban en mal estado por el sismo y hacían ver el panorama todavía más aterrador cuando se presentía una catastrofe nuclear a gran escala. Un año más tarde, el milagro de la vida se hizo presente al evidenciarse como en una de las zonas que supuestamente eran innacesibles para la gente, el árbol de cerezo, Miharu Takizakura florecía de nuevo a tan solo 50 kilometros del lugar donde hubo la mayor parte de la fuga radioactiva. La zona se volvió sitio de peregrinación inmediatamente y el mencionado árbol fue nombrado tesoro y patrimonio nacional por su importancia.

Miharu-Takizakura, el árbol de la vida.


Sin embargo, si hay algo que admiro de los Japoneses es su espíritu guerrero y siempre determinante de salir adelante a pesar de las adversidades. Es por eso que, me tomo la molestia de compartir algunas fotos para que vean el antes y el después de algunas de las zonas que se vieron afectadas por el terremoto.








1 comentario:

  1. Es increíble que en 1 año hayan podido limpiar y arreglar tantas cosas, seguro que en países como España aún habrían escombros por recoger y no hubiesen reconstruido ni casas ni carreteras xD

    ResponderEliminar

Mensaje fuera de lugar o insultos,mensaje que voy cepillandome.
Todos los comentarios están sujetos a moderación.